En Córdoba se inauguró la primera planta de concentrados proteicos vegetales del país

Jul 27, 2020 | Agronegocios

Gracias a la puesta en marcha de esta industria se podrán sustituir importaciones de este insumo destinado a la industria frigoríficas y de chacinados.

Más agroindustria argentina y agregado de valor en origen. De eso se trata la inauguración que se llevó a cabo en la provincia de Córdoba, este fin de semana.

Es el ministro de Industria, Comercio y Minería de esa provincia, Eduardo Accastello, participó del acto inaugural de la ampliación de gas natural de la planta Porta Henos. S.A. y de la puesta en funcionamiento de una planta de concentrados proteicos de origen vegetal.

“Lo que hoy inauguramos es la primera planta argentina de concentrados proteicos de origen vegetal para la industria alimenticia con tecnología cordobesa”, dijo el ministro.

Esta nueva industria se convierte, así, en la primera argentina en producir este insumo fundamental para el sector alimenticio del país, que abastecerá al 100 % de la demanda nacional, principalmente a las industrias frigoríficas y de chacinados.

Las obras realizadas, que repotencian la capacidad productiva de la industria en el sistema anillo de Córdoba y Gran Córdoba, significaron una inversión provincial de 52 millones de dólares y benefician a 83 industrias.

“Esta planta agrega un fuerte valor agregado en origen tanto al grano de arveja, de garbanzo y de soja; lo que va a sustituir directamente las importaciones y va a posibilitar exportar trabajo cordobés”, hizo hincapié Accastello.

De esta forma, se consolida un importante desarrollo productivo gracias a la articulación de los sectores público y privado. “Este valor agregado de Porta Hnos. es un verdadero orgullo para toda la Argentina”, agregó el ministro.

El Gobernador Juan Schiaretti presidió el acto de manera virtual, el Ministro recorrió la planta, acompañado por el Presidente de la firma, José Porta y junto al ministro de Servicios Públicos, Fabián López, y al intendente de Córdoba, Martín Llaryora.